DEPRESIÓN POST-VACACIONAL

depresion post-vacacional

Depresión post-vacacional, la vuelta al trabajo

Todos los años sufrimos la vuelta al trabajo después de un periodo de vacaciones y descanso laboral. Pero ¿porque se supone que venimos cansados, abatidos y con ansiedad, si ese tiempo era para descansar? La respuesta está en los excesos, en la planificación y en las expectativas.
Si todo el año estás esperando las vacaciones para ser feliz, para disfrutar y hacer un montón de cosas que no haces el resto del año, ¿Qué esperas que pase cuando se acaben las vacaciones? Si, lo que estás pensando, que vuelvas al papel de víctima quejosa que necesita sus vacaciones para ser feliz.
Algunas cosas que te pueden ayudar a disfrutar del antes, del durante y del después son las siguientes:

– Durante todo el año, busca tiempo para ti, y utilízalo

– Ponte objetivos a largo, a corto y a largo plazo y disfrútalos haciéndolos

– Si tienes que utilizar parte de las vacaciones para arreglar tu casa o cualquier otra cosa, empieza un par de fines de semana antes de que empieces las vacaciones y no lo dejes para el final

– En las vacaciones, pásatelo bien pero con moderación, después de un exceso viene un efecto rebote
– Cuando empieces a trabajar, no dejes de hacer de golpe algunas cosas que hacías en vacaciones, como por ejemplo salir a pasear por la tarde o comerte un helado en buena compañía

– Antes de terminar las vacaciones normaliza las horas de sueño para que empieces las jornadas laborales descansado y con los periodos de sueño-vigilia adecuados

– No regreses a casa el último día de vacaciones, regresa al menos un par de días antes y tómatelos de relax

– Y finalmente piensa que para que las vacaciones sean vacaciones, ¡EL RESTO DEL AÑO, TIENES QUE TRABAJAR!