LA VIDA ES BELLA

LA VIDA ES BELLA

La Vida es maravillosa si crees que puede serlo, depende de las necesidades y expectativas que tengas, y de la forma de apreciar el entorno.

Vivimos en un mundo exigente donde competimos por todo: tener un buen trabajo, una casa fabulosa, una pareja ideal, unos hijos perfectos y a veces nos olvidamos de los más importante; agradecer que estamos vivos, que podemos ver, caminar, escuchar, tocar. Cuanto dinero darías por recuperar la vista o poder caminar; seguro que todo lo que tienes.

La sociedad actual promueve la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo. Demasiado estrés que nos deja agotados, nos genera dudas y conflictos de si somos competentes, capaces, habilidosos, inteligentes o lo que es peor, si somos dignos de merecernos el amor de los demás.

Cuando perdemos el rumbo debemos de pararnos un momento y preguntarnos: ¿En que enfoco mi mente? ¿En lo que no tengo? O ¿En lo que tengo? ¿En lo que no puedo hacer? O ¿En lo que sí puedo hacer? ¿en ver los problemas? O ¿En hallar la solución? ¿Lo que quiero es una necesidad o es un deseo? ¿Puedo ser feliz con lo que tengo? ¿Qué me lo impide?

Si sintonizas la emisora de tu mente adecuada, verás que la música que suena te dará fuerzas para encontrar lo que necesitas.

¿Cómo te hablas? ¿Cómo es tu lenguaje interno? ¿Cómo le hablas a los demás? La forma como pensamos, las palabras que elegimos, el tono que usamos, es el condimento para nuestras emociones. Si tu pensamiento y lenguaje es derrotista, pesimista, alarmista o airado, ¿cómo crees que serán tus emociones? Si, lo has adivinado, serán derrotistas, pesimista, alarmistas y airadas y eso nos pasará factura, en la salud y en nuestras relaciones sociales. Somos el resultado de nuestros pensamientos y de la forma en como los expresamos.

¿Cómo está tu cuerpo la mayoría del tiempo? ¿Estás tenso o relajado? ¿Tienes dolor y este te impide hacer cosas? O ¿te cuidas y preparas el cuerpo para soportar el estrés? Nuestro cuerpo y nuestra mente están conectados, se influyen mutuamente y no hay nada mejor que cuando uno pierda energía, el otro le ayude a recuperarla. Presta atención a tu cuerpo y camina como si tu cuerpo fuera un pura sangre que sabe que su caminar es fuerte y seguro, mira al frente como si supieras que lo que te espera es maravilloso, no frunzas el ceño como si todo fuera difícil, sonríe más a menudo, abraza y deja que te abracen, besa en vez de dar la mano. Si lo haces tu mente entenderá que todo está bien y cuidará a tu cuerpo para que siga haciendo lo mismo.

La autoestima es en gran medida producto de estas tres cosas: Saber focalizar tu mente, tener un dialogo interno y externo positivo, cuidar tu cuerpo y fisiología, esto hará que te fijes más en lo bueno que en lo malo, que aprendas a renunciar a lo que no necesites y que cada día necesites menos y aprecies más el entorno. Si lo haces te darás cuenta que tú formas parte de ese entorno y que no tienes que demostrar nada, que eres merecedor/a de amor y respeto, no lo busques en los demás y empieza a disfrutar de tu derecho a ser feliz, no has hecho nada para no merecerlo.

Hace poco una paciente merecedora de tener una buena autoestima, con unos valores íntegros, responsable, amable pero muy autoexigente consigo misma, me decía: Jordi, se lo que me quieres decir “conque tengo que apreciar la vida y apreciar lo que soy”, pero es como si estuviera en un trapecio y me dijeras que no tenga miedo, que hay una red, pero yo por mucho que mire, no la veo, solo veo el vacío.

A veces tienes que desconfiar de lo que sientes porque todavía tus sentidos están con los viejos patrones. Tienes que confiar en los que te quieren y lanzarte a la aventura de quererte, eso te quitará los pesados grilletes de la desesperanza y podrás apreciar la vida en toda su plenitud, después de todo, vida solo hay una y dura un suspiro, no la desperdicies.

¿Y TÚ QUE OPINAS?

Jordi Sánchez

Puedes compartir esta página en tus redes sociales

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies